Reloj inteligente Samsung

Análisis: Samsung Galaxy Gear

El Samsung Galaxy Gear es un buen competidor en lo que son relojes inteligentes o “SmartWatch”, hay diversas empresas que están intentando de ofrecer una propuesta capaz de convencer de las bondades así como también de las aplicaciones del reloj.

Relojes inteligentes Samsung
En esta categoría en la cual no se puede reconocer un dispositivo ganador, puesto que este concepto todavía está en pleno proceso de crecimiento entre las personas. Por eso es que se pueden ver diversas propuestas de muchas empresas. Galaxy Gear tiene mucha tecnología, desde diversas aplicaciones en el reloj hasta una cámara que se encuentra ubicada en la correa, pero lo más interesantes en gran medida en este análisis es saber sus principales componentes así como su uso continuo.

Diseño Samsung Galaxy Gear

Lo primero que nos llama la atención en este reloj de Samsung es su tamaño. Resalta a primera vista como un aparato grande y muy llamativo, más largo que ancho e ingresa de forma perfecta en los relojes para los hombres. SI observamos su pantalla, veremos unos tornillos que ayudan a compensar el posicionamiento del producto.
Podemos encontrar un botón lateral en una primera impresión, el cual puede representar cierto “subjetivismo”. Samsung ha logrado diseñar un reloj con un buen diseño y sobre todo único.
El reloj es parte de la correa y se puede sustituir puesto que aquí se encuentra la cámara. Fabricada en plástico y cuenta con 6 colores disponibles, podemos sentir al tacto su superficie rugosa y tiene un enfoque bien cuidado. Podríamos decir que el reloj está a la moda y tiene materiales muy ligeros.

Funcionamiento de este reloj inteligente

Lo primero que podemos destacar del reloj Samsung Galaxy Gear es su moderna pantalla de 1.63 pulgadas que posee una resolución de 320 x 320 Súper AMOLED el cual posee un desempeño más que magnifico, esto tanto para las configuraciones habituales como para poder ver fotos en ella. Obviamente esta pantalla, junto con todos sus dispositivos posee un alto precio por sí solo.
Generalmente la pantalla suele estar apagada por defecto y la podremos encender si apretamos el botón lateral o también podemos configurar el gesto de muñeca para que el reloj vuelva a nosotros. En un principio es una estrategia muy admirable, pero al implementarlo con Samsung suele tener algunos inconvenientes, sobre todo con el giro de muñeca.
Esto suele suceder algunas veces, pero suele ser un poco irritante que nos dispongamos a ver la hora y de que el reloj nos obligue a girar nuestra muñeca o a pulsar el botón. Cuando está en pleno funcionamiento, no tiene ningún inconveniente.

El Galaxy Gear es resistente al agua pero no del todo, como otros relojes inteligentes. En un principio puede resistir el agua y el polvo si solo son en pequeñas cantidades, pero no lo podemos sumergir del todo. Esto nos da una gran diferencia en este dispositivo, pero no es ningún problema, salvo que seamos tan perezosos de no querer quitarnos el reloj ni para bañarnos.

El Samsung Galaxy Gear se ha convertido en una buena alternativa en lo que son relojes inteligentes, aunque Samsung tiene ya direntes dispositivos en el mercado para diferentes usuarios.

Si tienes un Smartphone Samsung de la familia Galaxy quizás este sea uno de los relojes inteligentes que te convienen conocer.

Un comentario en “Análisis: Samsung Galaxy Gear

  1. Pues a mi no me acaban de convencer los smartwatch, me parece que tenemos pegado el móvil a la mano casi todo el día como para tenerlo también en la muñeca, pero también hay que decir que este modelo tiene muy buena pinta y como todo, de momento me resisto pero seguro que acabaré teniendo uno en mi poder y samsung tiene todas las papeletas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *